Accidentes durante las vacaciones – seguro PIP

Accidentes de auto

By

Junio 2, 2021

Aquí en el noroeste del Pacífico, esperamos la época del verano por nueve meses: las semanas mágicas de cielos azules, vistas despejadas de las montañas, días cálidos y puestas de sol impresionantes. Realmente creo que no hay mejor lugar para estar en la tierra que Seattle en el verano.

Road Trip

Pero para muchos tipos aventureros que quieren aprovechar las vacaciones de verano de sus hijos de la escuela y buscar un respiro de los turistas de temporada que acuden en masa para disfrutar esta impresionante temporada en nuestra ciudad, el verano también es un momento para que muchas familias tomen vacaciones fuera del estado. Y muchas veces esto significa un mayor riesgo de accidentes y colisiones automovilísticas mientras viajamos por carreteras desconocidas, en un coche desconocido, con reglas y leyes locales desconocidas.

¿Qué sucede si tiene un accidente automovilístico durante una visita a otro estado? Primero y más importante: busque atención médica urgente si está lesionado/a. El seguro de Protección contra Lesiones Personales (PIP) de su propia póliza de automóvil lo cubrirá si se lesiona conduciendo cualquier automóvil, independientemente de quién tenga la culpa, e incluso si no se encuentra en Washington. Su PIP también lo cubrirá si es un pasajero. Si está conduciendo el automóvil de un familiar o amigo, según las leyes del estado, el seguro PIP del dueño del vehículo posiblemente también proporciona una capa adicional de cobertura. Debe indicar a los proveedores médicos que facturen a su seguro PIP en el momento en que busque atención médica.

Si no tiene la culpa, querrá consultar con un abogado para determinar el estatuto de limitaciones que dicta la cantidad de tiempo que tiene para presentar un reclamo por lesiones corporales contra el seguro del conductor culpable en ese estado.

Antes de viajar, es una buena idea verificar su póliza de automóvil para asegurarse de que no ha renunciado al seguro PIP, y para verificar cuáles son sus límites.

¡Y no olvide ponerse el protector solar!